Por: Mario Huamàn Rivera,

SG FTCCP y Presidente CGTP

 

Las denuncias sobre nuevas redes de corrupción siguen apareciendo en los medios de comunicación por encima de los intentos de ocultar a los principales responsables. En las últimas semanas han salido a la luz mayores evidencias, entre ellas dos cartas del Banco de Crédito del Perú (BCP) que implican seriamente a las empresas vinculadas al presidente Kuczynski. El actual gobierno ha quedado completamente desprestigiado y sin legitimidad; por lo tanto, crece el clamor del pueblo peruano para que se adelanten las elecciones generales, pues la crisis política se ha profundizado en una crisis moral que socaba las instituciones del Estado y del sector privado.

Al mismo tiempo, está claro que los demás presidentes y la excandidata Keiko Fujimori han recibido dinero de Odebrecht y de otras empresas brasileñas. Se trata de todo el sistema político y económico inmerso en múltiples redes de corrupción como la de Lava Jato o del denominado “club de la construcción” que operaba en Provías.

Por estas razones, la ciudadanía no debe cesar en el rechazo frontal de toda red de corrupción. Es imprescindible mantener la unidad más amplia de las fuerzas democráticas y progresistas para luchar contra la impunidad, el indulto, la corrupción y el autoritarismo que tiene su respaldo en un legajo de normas que criminalizan las protestas.

El fujimorismo, más allá de sus disputas entre Keiko y Kenji, sigue siendo la peor amenaza a la democracia peruana, pues ellos representan la ideología más reaccionaria y prepotente en el espectro político y a la vez operan como una mafia organizada para llegar al poder.

La esperanza del país descansa en la organización del pueblo, en su capacidad para defenderse y construir alternativas democráticas, honestas y solidarias. Por ejemplo, esta semana se ha conmemorado 78 años de fundación del Sindicato de Trabajadores en Construcción de Lima y Balnearios, base afiliada a la FTCCP. Dicha institución sindical a lo largo de su historia ha sido un importante baluarte en la defensa de la democracia, los derechos laborales y las libertades sindicales. Nuestro reconocimiento a todos sus integrantes.

Finalmente, junto con ellos, muchos miles de trabajadores y ciudadanos saldrán el próximo 30 de enero en una nueva Marcha Nacional contra el indulto y la corrupción. Para que se vayan todos los corruptos y explotadores de nuestro país.

Fuente: Diario UNO, 26/01/18

Docs

Full details about template features can be found in a comprehensive documentation package available here.

Read online

Go to Top
Template by JoomlaShine