La remuneración mínima en el Perú

Por Gerónimo López Sevillano

Secretario General CGTP

Han pasado dos años desde la última alza de la remuneración mínima de mayo de 2016 y considero que es conveniente revisar el nivel de dicha remuneración,  aunque parezca estar muy ligada a la coyuntura política y a la situación del Presidente de la República.

Más aun cuando el artículo 24° de la Constitución señala que el trabajador tiene derecho a una remuneración equitativa y suficiente que procure para él y su familia el bienestar material y espiritual y establece que las remuneraciones mínimas se regulan por el Estado con participación de las organizaciones representativas de los trabajadores y de los empleadores.

Por ello la CGTP ha decidido que sus representantes participen en el pleno del Consejo Nacional del Trabajo y en las sesiones de la Comisión Especial de Productividad y Salarios Mínimos, atendiendo a la convocatoria del gobierno, a fin de revisar y proponer un incremento de la remuneración mínima en base a la metodología de reajuste de la remuneración mínimo aprobado por el mismo Consejo en el 2007.

Esta metodología toma criterios técnicos para el reajuste de la remuneración mínima  la tasa anual de productividad total de los factores y el índice de inflación subyacente anual de la economía peruana.

El gobierno ya ha convocado inclusive a sesión ordinaria del Consejo Nacional del Trabajo para este martes 6 de marzo para debatir la propuesta de incremento elaborado por la Comisión Especial, sin embargo hemos sido informado que los representantes de los gremios empresariales han ofrecido cero aumento, es decir nada y por consiguiente no existe consenso con ellos, habiéndose generado dictámenes por separado.

Los grandes opositores a la remuneración mínima siempre han sido las grandes empresas. Los empresarios lo ven como un tema microeconómico que afecta su rentabilidad, olvidándose que es también MACRO ECONOMICO.

Los sueldos y salarios son evidentemente un costo de la producción, pero al mismo tiempo son la PRINCIPAL FUENTE DE INGRESOS Y DE DEMANDA DE LA ECONOMÍA PERUANA. No hay que olvidar que los salarios se convierten en consumo privado, en demanda y en producción cuando hay capacidad instalada ociosa que es la situación actual de la economía.

Pero también somos conscientes de que existe un atraso de la remuneración mínima peruana, pues esta sufrió fuertes caídas en su poder de compra en los años setenta, ochenta y noventa

Si bien la RM es S/ 850, esta debería ser S/ 1.700 si se mantiene el poder de compra de 1962, como señala el economista Germán Alarco. Esto significa que la RM debería duplicarse.

Si se quisiera mantener el poder de compra de 1980, esta debería ser S/ 2.000 y S/ 2.300.

Pero si se pretende mantener el poder de compra de 1974, la RM debería ser tres veces la RM actual.

Los atrasos son muy grandes, pues a la par que aumentó la productividad total de los factores en la economía durante todos estos años, ello no se reflejó en una mejora del poder de compra de la remuneración mínima.

Por esta razón, a la par que propondremos un incremento de la remuneración mínima en base a la metodología aprobada por el Consejo Nacional del Trabajo en el 2007, también propondremos la aprobación de una política deliberada de incremento gradual de la remuneración mínima para que esta alcance al menos el valor de la canasta básica familiar, que hoy asciende a S/ 1,640.00 para una familia de 5 personas, según el INEI.

El tema de salarios no es estrictamente técnico. En ella intervienen factores sociales e institucionales.

La remuneración mínima es como un faro que guía al resto de remuneraciones, a la vez que asegura una mayor participación de los salarios en la renta nacional que promueve un nivel de mercado mayor. 

Las economías desarrolladas tienen ratios de participación de los salarios en la renta nacional por encima del 50%, mientras que la peruana está alrededor del 30%.

Cabe señalar que el incremento de la remuneración mínima beneficiaría directamente a:

915,802 trabajadores formales o 37% de la planilla electrónica nacional a octubre 2017, según cuadro elaborado por el MTPE que ganan hasta S/ 850.00, de los cuales un 59.2% pertenecen a empresas de 1 a 10 trabajadores, un 22.9% pertenecen a empresas de 11 a 100 trabajadores y un 15.8% pertenecen a empresas de 101 a más trabajadores.

1,233,800 trabajadores formales e informales o 19.9% de la PEA ocupada específicamente asalariada privada a nivel nacional 2017, según cuadro elaborado por el MTPE, en base a la Encuesta ENAHO 2012-2017 del INEI. Y

6,152,729 personas o 41.6% de la PEA ocupada a nivel nacional 2017, según cuadro proporcionado por la Secretaria Técnica del CNTPE del MTPE, en base a la Encuesta ENAHO 2012-2017 del INEI.

Cabe finalizar que en las empresas de 1 a 10 trabajadores, la evolución mensual del empleo formal mantuvo su tendencia creciente luego del último incremento de la remuneración mínima realizado en mayo de 2016.

Y la misma tendencia se registró a su vez en las microempresas de 1 a 10 trabajadores y en las pequeñas empresas de 11 a 50 trabajadores luego del aumento de dos tramos otorgado hasta junio de 2012, según el INEI. 

En resumen, hoy si existe el contexto adecuado y las condiciones en la economía peruana para otorgar el incremento de la remuneración mínima en beneficio de los trabajadores y esa es la decisión que ahora esperamos del gobierno peruano

 

 

 

Docs

Full details about template features can be found in a comprehensive documentation package available here.

Read online

Go to Top
Template by JoomlaShine